Plagiocefalia en bebés

¿Qué es la plagiocefalia?

La plagiocefalia (síndrome de la cabeza plana) es una deformidad del cráneo del bebé que consiste en un aplanamiento lateral asimétrico en la parte posterior del cráneo.

Se produce principalmente en los primeros 6 meses de vida, cuando el cráneo es más maleable y los huesos de la cabeza (fontanelas) aún no están bien fusionados.

La plagiocefalia es una afección más común de lo que pensamos. Según diversos estudios puede afectar al 47% de los bebés. Aunque es una patología benigna y la mayoría de las veces desaparece de forma natural en torno a los 2 años, es importante su prevención.

¿Por qué se produce?

Lo más común es que se trate de una plagiocefalia posicional por causas posturales.

Esto es debido a que los bebés pasan muchas horas al día en la misma posición, durmiendo boca arriba para evitar el SMSL y en superficies duras que ejercen presión en la parte posterior de la cabeza.

En algunos casos, la plagiocefalia puede ser de nacimiento debido a la posición del bebé en el canal de parto o a la falta de espacio dentro del útero. También puede ocurrir cuando los bebés son prematuros o en los partos múltiples. 

¿Qué consecuencias tiene?

La plagiocefalia no es solo una cuestión estética.

Los estudios demuestran que puede estar relacionada con otros problemas de salud que afectan al desarrollo y crecimiento de los bebés. Entre ellos:

  • Tortícolis congénita.
  • Infecciones de oído como otitis media.
  • Problemas visuales y auditivos.
  • Trastornos de la oclusión dental.
  • Retrasos cognitivos o psicomotores en el desarrollo de la motricidad fina y gruesa.
  • Problemas de lenguaje o en habilidades sociales, etc.

¿Por qué es importante el colchón?

El colchón en el que duerma el bebé debe ejercer la menor presión posible sobre su cabeza para evitar la deformación craneal.

En las primeras semanas de vida, un bebé puede dormir ¡hasta 18 horas al día! Y la recomendación médica es que duerma boca arriba para evitar el riesgo de asfixia y de muerte súbita.

En Ecus Kids hemos diseñado el colchón Care® que reduce hasta un 70% la presión en la cabeza del bebé, gracias a su espuma en forma de pequeñas burbujas que proporcionan numerosos puntos de apoyo. De esta forma, conseguimos prevenir la plagiocefalia o ayudamos a corregirla si el bebé ya la sufre.

¿Cómo podemos prevenirla?

La mayoría de los casos de plagiocefalia son leves y pueden resolverse con acciones sencillas.

Además de usar un colchón que reduzca la presión, es importante limitar el tiempo que el bebé pasa en superficies duras como el cochecito o la silla del coche, practicar el porteo, cambiar regularmente la posición de su cabeza cuando duerma y, cuando esté despierto, colocarlo boca abajo y estimular con juegos el movimiento de su cuello.

Si se sospecha que el bebé puede tener plagiocefalia, es importante acudir al pediatra o especialista para realizar ejercicios de fisioterapia y pautar un tratamiento adecuado que evite complicaciones a largo plazo.


¿Quieres saber más?

Si quieres aprender más sobre la plagiocefalia, sus causas, consecuencias y cómo prevenirla, échale un vistazo a nuestro blog. Encontrarás información y consejos para cuidar la cabecita de tu bebé. ¡Te esperamos para compartir contigo toda la información que necesitas!