Plagiocefalia

Principales causas de la plagiocefalia

Principales causas de la plagiocefalia

La plagiocefalia, o síndrome de la cabeza plana, es una malformación del cráneo del bebé que puede darse por causas posturales, una lesión que en la mayoría de los casos se debe a la recomendación de los especialistas de dormir siempre boca arriba para evitar la muerte súbita de lactante.

Precisamente, fue la Asociación Americana de Pediatría (APP) quien recomendó en 1992 que el bebé siempre durmiera en una posición decúbito supina, es decir, boca arriba. Esta solución ha derivado en una lesión como es la plagiocefalia posicional o postural, que actualmente afecta al 47% de los bebés de todo el mundo, según los últimos estudios de esta prestigiosa entidad pediátrica.

¿Por qué se produce la plagiocefalia?

El cráneo de los bebés es muy maleable al no estar aún formado el hueso craneal, lo cual ocasiona que cualquier presión externa prolongada o una determinada postura continuada puedan causar una deformidad perceptible a simple vista.

Las causas de la plagiocefalia o síndrome de cabeza plana pueden producirse durante el embarazo o parto, pero lo más normal es que tengan su origen en la exposición prolongada de la misma posición de la cabeza del bebé a la hora de dormir. Es lo que se conoce como plagiocefalia postural o posicional.

En ocasiones, la posición en la que se encuentra el bebé dentro del útero es una de las posibles causas de deformidad craneal: un encajamiento prolongado o la posición de nalgas favorece una determinada presión sobre su cabeza. También influye cuando existe una desproporción entre el tamaño del bebé y la pelvis de la madre. O si se trata de una gestación múltiple, una gestación post-término o un feto demasiado grande (macrosómico).

Una vez que el bebé ha nacido, la causa principal de la cabeza plana es el apoyo de la cabeza del bebé siempre igual en la misma posición durante largos periodos de tiempo.

Si el bebé no sufre plagiocefalia por causas neonatales, una forma muy sencilla de prevenir la plagiocefalia postural es alternar las posturas en el día a día. Si el bebé se queda tumbado sobre su espalda durante muchas horas es más factible que desarrolle una deformidad en la cabeza por esa prolongada postura.

¿Cómo puede prevenirse?

Otro consejo es aumentar el tiempo de juego boca abajo, y alternar las superficies de juego, como la cuna, el cochecito y el portabebés. Es importante que el bebé tenga la oportunidad de mirar hacia ambos lados mientras está acostado o despierto.

También es importante que el colchón donde el bebé duerme reduzca la presión en la cabeza del bebé, generando muchos puntos de apoyo. Esto es lo que ofrecen los colchones de la gama Care de Ecus Kids, una reducción de la presión de hasta un 70%, lo que les ha valido para obtener el registro sanitario europeo por la AEMPS.

Si la plagiocefalia de tu bebé no mejora a pesar de seguir todos estos consejos, consulta con el pediatra. Un profesional puede recomendar medidas adicionales para prevenir la plagiocefalia postural y determinar si se necesita algún tratamiento concreto.

Puede que te interese

Las vacaciones y el sueño de los bebés
Cómo no debe ser el colchón de minicuna
Consejos para elegir el mejor colchón de cuna para tu bebé
La mitad de los bebés presenta problemas al dormir