Plagiocefalia

Mi bebé tiene plagiocefalia: ¿qué puedo hacer? (Vídeo)

Mi bebé tiene plagiocefalia: ¿qué puedo hacer? (Vídeo)

De repente, un día te das cuenta de que tu bebé tiene un lado de su cabecita más aplanado que el otro. Lo primero que haces es buscar en internet qué puede pasarle, también consultas al pediatra y a tu círculo familiar más cercano. No hay duda: mi bebé tiene plagiocefalia. Y la siguiente pregunta que te planteas es: ¿qué puedo hacer para corregirla y prevenir para que no vaya a más?

Hoy, en Ecus Kids, hablamos con Esther Martínez, fisioterapeuta y ostéopata pediátrica de la clínica Entheos (Yecla). Esther trata a diario a bebés con asimetrías craneales como la plagiocefalia, además de otros problemas como tortícolis, cólicos del lactante, problemas en la deglución, displasias de cadera, etc.

Quisimos hablar con ella sobre la plagiocefalia, sus causas, consecuencias, cómo podemos prevenirla desde casa y cuándo sería el momento de acudir al fisioterapeuta para llevar a cabo una terapia manual pediátrica.

 

¿Qué es la plagiocefalia y por qué se produce?

La plagiocefalia es un tipo de deformidad que aparece en la parte posterior de la cabeza del bebé de forma asimétrica, es decir, solamente en uno de los lados.

Hay deformidades craneales que se pueden observar en el momento del nacimiento. Por ejemplo, porque el bebé ha estado mal encajado en el panal del parto, lo que ocurre a menudo en embarazos múltiples; porque ha sido un parto muy largo y el bebé ha permanecido mucho tiempo encajado o incluso en partos instrumentados.

Sin embargo, lo más común es encontrar las plagiocefalias posicionales o posturales. Normalmente la plagiocefalia ocurre por un problema cervical en el cuello del bebé. El bebé está cómodo girado hacia el mismo lado que es lo que acaba produciendo esa presión mantenida en el cráneo del bebé.


¿La plagiocefalia es un problema común?

¿Cuántos bebés crees que tienen plagiocefalia? Desde hace unos años es algo mucho más común de lo que parece, ¿sabes por qué? Mira la entrevista hasta el final para saber cuál es la opinión de una fisioterapeuta pediátrica como Esther.

 

 

¿Cuáles son las consecuencias de la plagiocefalia?

Hay tres tipos de consecuencias de la plagiocefalia: a nivel estético, a nivel craneal y a nivel de desarrollo motor.

En las consecuencias a nivel estético podemos encontrar una oreja más despegada que la otra, un pómulo más prominente que el otro o incluso un abultamiento en una parte de la frente.

Las consecuencias a nivel craneal ocurren porque en la base del cráneo se coloca la primera vértebra cervical. Si la base del cráneo está girada por la plagiocefalia, la primera vértebra ya se coloca un poquito girada, y esto puede provocar que la columna no crezca de forma alineada. A nivel del temporal, como este está hacia delante o abierto, la mandíbula (ATM) puede crecer de manera asimétrica y puede derivar en problemas de oclusión o de mordida. A nivel de la órbita, si una de las órbitas crece de forma asimétrica respecto a la otra, los músculos internos no se desarrollan de la misma manera y podemos encontrarnos con un futuro estrabismo.

Los bebés que tienen plagiocefalia o braquicefalia suelen tener un retraso a nivel de desarrollo motor. En la mayoría de los casos tienen un desarrollo de forma asimétrica, esto es porque al estar girados hacia el mismo lado siempre, la forma que no ven no la integran igual de bien. Podemos encontrarnos bebés que no utilicen igual de bien los dos brazos, o que no volteen hacia un lado, o que en el gateo no utiliza las caderas de la misma forma…

 

¿Se puede prevenir la plagiocefalia?

Esther lo tiene claro: la mejor prevención es la detección precoz. La forma de detectarlo es observar que la cabeza del bebé siempre está girada hacia el mismo lado, o que tienen la cabeza inclinada de modo que una oreja siempre está más pegada al hombro que la otra. Observarlos es la mejor forma de detectar la plagiocefalia para poder acudir a consulta, quitar la causa o raíz del problema y llevar a cabo una serie de recomendaciones para que la plagiocefalia no vaya a más.

Tres cosas que podemos hacer en casa para prevenir la plagiocefalia en nuestros bebés son:

  1. Pasar tiempo boca abajo, en el cambiador o cama.
  2. Pasar tiempo sobre nosotros.
  3. Portearlo.

En Ecus Kids añadimos una cuarta: elegir una buena superficie de descanso que reduzca la presión lo máximo posible. Cuando el bebé está durmiendo, no podemos portearlos ni colocarlos boca abajo. No es seguro que los bebés duerman boca abajo. Todos los profesionales de la salud coinciden que debe dormir boca arriba para prevenir el SMSL. Así pues, cuando el bebé duerma, que lo haga en un buen colchón: ¡un colchón de Ecus Kids!

 

¿Cuándo debemos acudir a una clínica de fisioterapia pediátrica?

Esther recomienda que, si pensamos que nuestro bebé tiene plagiocefalia, cuanto antes pidamos ayuda a un especialista mejor.

Cuanto más tarde detectamos la deformidad craneal, menos margen de mejora tenemos por el cierre de las suturas y fontanelas del cráneo del bebé.

Una plagiocefalia detectada en los primeros meses de vida se puede llegar a corregiren su totalidad, mientras que si se acude a consulta después de los 6 meses de vida del bebé hay mucho menos margen de mejora, e incluso en algunos casos las fontanelas ya están cerradas y no se pueden moldear ni con terapia manual.

Puede que te interese

Colecho en la misma cama, ¿es seguro?
¿El ruido blanco es bueno para el bebé?
Almohada para plagiocefalia: ¿es recomendable?
Plagiocefalia: cuándo acudir a un fisioterapeuta