Plagiocefalia

Almohada para plagiocefalia: ¿es recomendable?

Almohada para plagiocefalia: ¿es recomendable?

La plagiocefalia o síndrome de la cabeza plana es un aplanamiento lateral del cráneo de los bebés que suele producirse por causas posturales y que supone una preocupación cada vez más frecuente entre las mamás y papás. Una de las soluciones más populares en el mercado es la almohada para plagiocefalia. ¿Es recomendable su uso? ¿Es eficaz? ¿Es cierto que ayuda a prevenir y a corregir la plagiocefalia postural?

En este post intentaremos resolver todas las dudas sobre este complemento: las recomendaciones médicas, los beneficios, los peligros y los consejos de uso. Si has pensado comprar una almohada para la plagiocefalia de tu bebé, ¡esto te interesa!

¿La almohada para plagiocefalia es segura?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) desaconseja el uso de cojines y almohadas en recién nacidos para evitar la muerte súbita del lactante por asfixia o atrapamiento. Durante los primeros meses de vida, se recomienda mantener la cuna o el espacio donde el bebé duerme libre de objetos: ni peluches, ni cojines, ni almohadas.

Igualmente, la AEP recomienda que los bebés deben empezar a usar almohada a partir de los 2 años de edad, cuando el desarrollo de su cuello, cabeza y espalda lo permiten. Los bebés recién nacidos tienen el cuello muy corto y, por tanto, si lo elevamos con una almohada podemos causarle daño, incomodidad y dificultad para respirar con normalidad. 

Dicho esto, cabría preguntarnos: ¿la almohada para plagiocefalia no es segura? 

La almohada para plagiocefalia es segura siempre y cuando se utilice correctamente. La mayoría de los especialistas médicos coinciden en que estas almohadas son beneficiosas si se emplean de manera adecuada y siempre bajo supervisión.

¿Cuándo debe usarse la almohada para plagiocefalia?

Las almohadas para plagiocefalia deben usarse siempre que el bebé esté despierto y/o bajo vigilancia de los padres. Sobre todo durante el primer año de vida del bebé. 

No es recomendable usar la almohada mientras el bebé duerme y/o no está vigilado por el riesgo de asfixia y atrapamiento. Para proteger al bebé mientras duerme, es preferible comprar un colchón para la plagiocefalia. Desde el punto de vista médico, si el bebé se da la vuelta inconscientemente por la noche, debe tumbarse en una superficie estable que no sea peligrosa para su respiración.

Solamente podría ser recomendable el uso de una almohada en la cuna cuando el bebé haya cumplido 1 año de edad aproximadamente, no presente signos de incomodidad, y siempre y cuando el tamaño de la almohada se ajuste al tamaño de la cuna, para que no haya riesgo de que esta se pueda desplazar durante la noche.

Almohada sin orificio: ¿por qué es la mejor opción?

Te habrás fijado que muchas almohadas para bebés llevan incorporado un hueco o agujero en el centro de la almohada. Se supone que este hueco alivia la presión de la parte posterior de la cabeza del bebé al aumentar la superficie de contacto. Si bien es cierto que la parte posterior del cráneo podría ver reducida la presión, ¿qué pasa con los laterales de la cabeza?

El hueco no puede evitar el giro de la cabeza del bebé. Por tanto, con una almohada de este tipo el bebé puede seguir girando la cabeza hacia su lado favorito y el peso del cráneo seguirá descansando sobre el lado aplanado, dando lugar a la plagiocefalia.

Las almohadas con orificio en el centro pueden ayudar a reducir la braquicefalia (aplanamiento posterior simétrico de la cabeza), pero no la plagiocefalia (aplanamiento de uno de los laterales).

En cambio, la almohada Care Pillow no tiene orificio, sino que toda su superficie protege al bebé de la plagiocefalia por igual. Su espuma en forma de pequeñas pirámides crea numerosos puntos de presión, lo cual, junto al libre movimiento de la cabeza del bebé en la almohada, va a ayudar a su redondeo para que esta se pueda desarrollar con la morfología correcta.

Esta es una de las principales ventajas de la almohada Care Pillow frente al resto de almohadas y cojines para la plagiocefalia del mercado. La almohada Care Pillow previene y corrige cualquier tipo de aplanamiento posterior, como la braquicefalia y la plagiocefalia.

¿La almohada para plagiocefalia es eficaz?

La almohada para plagiocefalia es eficaz cuando su diseño ayuda a redistribuir la presión en el cráneo del bebé, evitando puntos de presión que puedan causar el aplanamiento de la cabeza del bebé cuando reposa y pasa horas sobre ella. Si se utiliza desde una etapa temprana, esta almohada puede ayudar a prevenir la aparición de la plagiocefalia y, si el bebé ya la tiene, puede ayudar en su corrección.

Este tipo de almohadas debe formar parte de la terapia de prevención y corrección de la plagiocefalia que lleven a cabo los padres en casa. En ningún caso debe ser la única práctica adoptada. Los padres no deben relajarse y pensar que, como su bebé usa esta almohada o duerme en un colchón antiplagiocefalia, ya no deben hacer nada más.

Desde Ecus Kids recomendamos realizar también otras prácticas que ayudan a prevenir la plagiocefalia como el porteo, el tummy time, cambiar la posición de la cabecita a menudo, cambiar de lado en la lactancia entre toma y toma, etc.

Los cojines para plagiocefalia pueden ser una herramienta útil en muchos casos, pero es importante que los padres se informen adecuadamente y sigan los consejos de los profesionales de la salud. En casos más severos de plagiocefalia, acude urgentemente a un fisioterapeuta pediátrico. Tu bebé puede necesitar medidas alternativas como masajes sacro-craneales, el uso de cascos ortopédicos, etc.

Puede que te interese

Plagiocefalia: cuándo acudir a un fisioterapeuta
Corresponsabilidad familiar: ¿existe en tu casa?