Tips sobre colchones

Características del colchón de minicuna

Características del colchón de minicuna

Si estáis esperando un bebé y habéis pensado en comprar un colchón de minicuna, queremos daros la enhorabuena y deciros que habéis tomado una muy buena decisión. Los bebés recién nacidos pueden pasar hasta 18 horas al día durmiendo y durante los primeros meses un bebé es muy frágil y vulnerable, por eso más que nunca es importante prestar atención a su entorno de descanso.

La elección del colchón de minicuna es muy importante para garantizar el confort y la seguridad del bebé en sus primeros meses de vida. A continuación, os dejamos algunas de las cosas a tener en cuenta antes de comprar un colchón para minicuna.

 

Tamaño y forma

El colchón de minicuna suele tener una altura o grosor menor que los colchones de cuna. Si bien en los colchones de cuna podemos encontrar alturas que oscilan entre los 8 y los 12 cm de altura, el colchón de minicuna suele tener una altura entre 5 cm y 8 cm. Además, los modelos de colchones de minicuna de Ecus Kids están disponibles en forma de capazo para poder integrarse correctamente en el moisés, una de las opciones de minicuna más utilizadas en los primeros meses de los pequeños, o incluso en algunos cochecitos.

Las medidas más utilizadas para el colchón de minicuna son las de 50x80 cm, 90x50 cm y 75x52 cm. Los colchones de capazo están disponibles en las medidas de 75x40 cm y de 72x33 cm. En algunos de los modelos podemos fabricar el colchón a medida, tanto en la forma de cuadrada de minicuna, como en la forma redondeada de capazo. Muchas mamás nos lo piden cuando, por ejemplo, han heredado un moisés o minicuna antigua que no tiene medidas estándar.

Por seguridad, y con el fin de evitar atrapamientos, se recomienda medir el hueco interior de la minicuna antes de comprar el colchón. Una vez colocado en la minicuna, podemos introducir dos dedos entre la cuna y el colchón. Si caben, el colchón es demasiado pequeño para la cuna y es mejor optar por una medida superior.

 

Núcleo del colchón de minicuna

Los núcleos del colchón de minicuna pueden variar en función del modelo y la marca. Los núcleos más utilizados son los fabricados con espumas HR de diferentes densidades y firmezas.

A la hora de elegir el mejor colchón de minicuna, debemos considerar que sea un colchón firme, lo que no quiere decir que sea duro. Debe ser adecuado al peso del bebé para ofrecerle un buen soporte, pero a la vez no debe ejercer presión sobre la cabeza del bebé. Un colchón firme evitará cualquier riesgo de asfixia, aunque le bebé cambie de postura y se coloque boca abajo durante la noche.

 

Transpirabilidad e higiene

Mantener al bebé seco es primordial, por ello elegiremos el colchón de minicuna teniendo en cuenta aspectos que favorezcan la transpirabilidad y eviten la aparición de humedades, como por ejemplo los tejidos de fibras 3D. También muchos núcleos de espuma, como los de la gama de colchones de minicuna Care Mini de Ecus Kids, crean canales de aireación que facilitan la circulación de aire en todas las direcciones, evitando el riesgo de asfixia o muerte súbita del lactante (SMSL).

Otra característica importante para mantener una higiene óptima es que el colchón de minicuna se pueda desenfundar fácilmente mediante una cremallera para poder lavar cada una de sus partes por separado, tanto el tejido como la espuma. Importante que se sequen muy bien antes de volver a colocarlos en la cuna en contacto con el bebé.

 

Tratamientos hipoalergénicos

La prevención de alergias en los recién nacidos es crucial. Cuidado al valorar la opción de adquirir un colchón de minicuna heredado y usado por otro bebé, además de no ser la solución más higiénica, un colchón antiguo puede contener ácaros del polvo y acarrear alergias indeseadas. Existen colchones de minicuna en el mercado con tratamientos antibacterianos como por ejemplo el tratamiento AEGIS que incluye el tejido de nuestro colchón Care Mini.

También es fundamental llevar a cabo un correcto mantenimiento del colchón, entre otras medidas, aireándolo cada mañana y al cambiar las sábanas. Esto puede ayudar a la prevención de humedades y la proliferación de bacterias y ácaros.

 

Certificados

Tanto para los colchones de minicuna como para los colchones de cuna existen certificados que nos aseguran unos estándares de calidad en su fabricación y una seguridad de los materiales y tejidos utilizados. También conviene que no se hayan utilizado sustancias nocivas durante los procesos de fabricación de los tejidos, para ello muchos colchones de minicuna cuentan con la certificación OEKO-TEX Standard 100 que aporta seguridad y tranquilidad a la hora de elegir el colchón para minicuna ideal.

Fíjate también si el colchón de minicuna tiene certificado sanitario. Los colchones de la gama Care de Ecus Kids han sido probados en laboratorio y tienen certificado sanitario para la prevención de la plagiocefalia y la asfixia, concedido por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) y con validez europea.

 

Uso de protectores de colchón

Para un correcto mantenimiento y conservación del colchón durante más tiempo, y sobre todo cuando el bebé está malito o hay riesgo de fugas, es recomendable el uso de un protector de colchón que se ajuste a la medida del colchón de minicuna. En este sentido las bandas elásticas son de gran utilidad.

Busca un protector de colchón que incorpore una pequeña capa de tejido impermeable. Nosotros disponemos del protector Soft, de tejido tencel muy suave, que permite mantener al bebé siempre fresco y seco restando lo mínimo las propiedades de transpirabilidad del colchón.