Tips sobre colchones

¿Por qué tu bebé no debe heredar el colchón?

¿Por qué tu bebé no debe heredar el colchón?

Uno de los motivos por el que tu bebé no debería heredar el colchón es porque el colchón es el principal agente contaminante para nuestro bebé. Aunque pueda parecer una solución económica pasar un colchón usado de un hijo a otro, o incluso de un familiar a otro…, es mejor invertir en un colchón nuevo y seguro para el bebé, que cumpla con los estándares de seguridad y salud recomendados.

 

3 motivos por los que no es bueno que tu bebé herede el colchón

  1. Por higiene: Los colchones acumulan ácaros del polvo, células de piel muerta, sudor y otros residuos con el uso y el tiempo. Esto puede desencadenar alergias y problemas de salud en bebés que tienen sus sistemas inmunológicos aún en desarrollo. Como es lógico, cuanto más tiempo tenga el colchón, mayor será el acopio de ácaros que acumule.
  2. Riesgo de asfixia: Los colchones usados pueden tener deformidades o hundimientos que representan un riesgo de asfixia para un bebé pequeño. Además, podrían contener materiales peligrosos si están desgastados o rotos.
  3. Firmeza adecuada: Los bebés necesitan colchones firmes para reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Un colchón usado puede haber perdido su firmeza con el tiempo, lo que aumenta el riesgo de asfixia o atrapamiento para el bebé.

Para garantizar que nuestros hijos duerman de manera segura y cómoda, es fundamental que cuenten con un colchón nuevo que cumpla con todos los estándares de seguridad actuales. Aunque pueda parecer un tema menor, en los últimos años ha habido avances significativos en el diseño de colchones para bebés y niños que se adaptan mejor a su ergonomía y desarrollo, lo que contribuye a su descanso y bienestar general.

 

¿Puedo reutilizar el colchón de mi primer hijo?

Es posible que estés considerando darle a tu hijo un colchón usado que no provenga de alguien ajeno, sino de su propio hermano mayor. Aunque es preferible que cada hijo tenga un colchón nuevo, los riesgos asociados con los colchones usados disminuyen cuando vienen del mismo hogar, aunque no desaparezcan por completo.

Todo depende del estado en el que se encuentre el colchón. Es esencial que esté en buenas condiciones, mantenga su firmeza y esté limpio.

 

¿Cómo puedo conservar el colchón en buenas condiciones?

Si contemplas la idea de que tu segundo hijo pueda heredar el colchón del primero, deberás cuidar especialmente la manera en que lo guardas en casa. Lo ideal sería que el colchón no se guardara entre un uso y otro, lo que disminuiría el riesgo de humedad. Pero si no es tu caso, puedes llevar a cabo estos consejos:

  1. Airéalo tras el uso y lava su funda. Asegúrate de que está completamente seca antes de volverla a poner o guárdala por separado.
  2. Envuélvelo en un plástico transpirable, no muy grueso, para evitar en la medida de lo posible la humedad.
  3. Colócalo de manera horizontal. Esto puede requerir de mayor espacio. Si colocamos el colchón en vertical durante mucho tiempo, la gravedad podría producir daños en los materiales.
  4. Guárdalo en un lugar oscuro y seco. No lo guardes en un lugar húmedo, como cerca del suelo o del techo, ni en cocheras o trasteros donde se acumula mayor humedad.
  5. Cuando vayas a reutilizar el colchón, aconsejamos volver a airearlo previamente durante varias horas.