Tips sobre colchones

Cambiar del moisés para bebés y minicuna a la cuna

Cambiar del moisés para bebés y minicuna a la cuna

Los pediatras recomiendan que, durante los primeros meses de vida del bebé, este descanse en una minicuna o moisés para bebés, ya que al ser un espacio mucho más limitado que el de la cuna, se siente más protegido.

El moisés para bebés o minicuna se puede usar hasta el momento en que el niño crezca lo suficiente y no tenga espacio; generalmente suele usarse hasta los 4-6 meses. La cuna es más grande que el moisés o la minicuna, lo que significa que tu bebé tendrá más espacio para moverse y estirarse mientras duerme. Esta transición le permitirá tener mayor libertad de movimiento y exploración dentro de su lugar de descanso.

Recomendaciones para el paso del moisés para bebés y minicuna a la cuna

Es posible que al principio tu bebé necesite adaptarse al cambio de entorno. La cuna puede parecerle más espaciosa y diferente, por lo que es normal que al inicio pueda sentirse un poco inseguro o incómodo. Por ello, cuando vayas a hacer la transición del moisés a la cuna, es aconsejable empezar unos días antes con una pequeña adaptación.

Durante el día podemos dejar al bebé en su futura cuna para que vaya adaptándose a este nuevo espacio. Si el niño llora o se siente extraño en este lugar, a veces, puede servirnos colocar al bebé dentro del moisés y este a su vez dentro de la cuna durante unas horas cada día.

Más adelante, puedes ir habituándole a la cuna de forma paulatina: al principio colócale en la cuna para la siesta de después de comer; unos días después, puedes colocarle para la siesta y la cabezadita tras la toma de media mañana… De esta manera, podrás aumentar el tiempo de sueño que tu bebé pasa en la cuna hasta que dejes de usar el moisés. Así no lo echará de menos.

Puedes ayudarlo a adaptarse creando un ambiente tranquilo y familiar en su nueva cuna, utilizando objetos que le sean familiares, como el mismo móvil musical, su manta favorita o un juguete o peluche suave. De esta manera su nuevo espacio no le resultará desconocido del todo.

Recuerda que cada bebé es único y puede tener diferentes reacciones y tiempos de adaptación. Algunos bebés pueden adaptarse rápidamente a la cuna, mientras que otros pueden necesitar más tiempo. Sé paciente y brinda a tu bebé el apoyo y la seguridad que necesita durante esta transición. Si tienes alguna preocupación o duda, siempre es recomendable consultar con el pediatra. ¡Mucho ánimo en este emocionante cambio para tu bebé!