Consejos de descanso

Colecho en la misma cama, ¿es seguro?

Colecho en la misma cama, ¿es seguro?

El colecho en la misma cama es una decisión personal que debe ser tomada con cuidado y consideración. Aunque muchas culturas han practicado el colecho durante siglos, en el mundo occidental contemporáneo, las preocupaciones sobre la seguridad y el bienestar del bebé han originado debates entre padres y expertos.

Son muchos los beneficios que tiene el colecho tanto para el bebé como para los padres. Para los padres, dormir cerca de su bebé puede facilitar la lactancia nocturna, fomentar un vínculo emocional más fuerte y ofrecer una mayor sensación de seguridad y comodidad. Para los bebés, el contacto cercano puede proporcionar consuelo, regular su temperatura corporal y ritmos cardíacos, y promover un sueño más tranquilo.

A pesar de todos estos beneficios, es vital estar informado sobre los riesgos de practicar colecho y tomar medidas para garantizar la seguridad del bebé. En este post te explicamos si el colecho en la misma cama es seguro y ofrecemos recomendaciones para los padres que quieran practicar esta opción.

 

Riesgos de dormir con el bebé en la misma cama

La recomendación de la Academia Americana de Pediatría (AAP) es no compartir la cama con el bebé en ninguna circunstancia, tampoco con los bebés nacidos de partos gemelares o múltiples.

El motivo es que, compartir la cama con un bebé puede aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) y otros accidentes relacionados con el sueño, como la asfixia. Estos riesgos son especialmente altos en los primeros seis meses de vida del bebé.

 

No compartas la cama, pero sí comparte la habitación

Es recomendable que el bebé duerma en la misma habitación que los padres al menos durante los primeros 6 meses. Así, tanto la mamá como el bebé podrán beneficiarse de los beneficios del colecho: la comodidad de la lactancia, el apego y el consuelo del bebé…

De hecho, la AAP recomienda compartir la habitación porque disminuye un 50% el riesgo de SMSL y es mucho más seguro que compartir cama.

Opta por un moisés o cuna de colecho junto a la cama. Estas opciones permiten que el bebé tenga su propio espacio seguro mientras permanece cerca de los padres. Puedes llevar a tu bebé a tu cama para alimentarlo y consolarlo, pero cuando esté de nuevo listo para dormir llévalo de vuelta a su cuna.

 

Evita estos riesgos del colecho en la misma cama

  • Si existe la posibilidad de que te duermas mientras tu bebé está contigo en la cama, asegúrate de que no haya almohadas, sábanas o mantas que puedan cubrirle la cabeza al bebé o que puedan darle calor en exceso. En cuanto te despiertes y seas consciente, es mejor que lleves al bebé de nuevo a su cuna.
  • Evita quedarte dormida con tu bebé en otros lugares. El riesgo de muerte infantil relacionada con el sueño es un 60% mayor cuando los bebés se quedan dormidos con un adulto en un sofá o un sillón.
  • Si el bebé tiene menos de 4 meses o nació prematuro, el riesgo de asfixia en la cama de los padres es de 5 a 10 veces mayor.
  • Si has consumido alcohol, tabaco o tomado algún medicamento, no acuestes a tu bebé contigo bajo ningún concepto. El riesgo de muerte infantil relacionada es más de 10 veces mayor para los bebés que comparten la cama con alguien que está fatigado, ha tomado medicamentos que le dificultan despertarse o ha consumido sustancias como el alcohol o las drogas.

 

6 tips para practicar colecho seguro

Si decides practicar el colecho, sigue las recomendaciones de seguridad y consulta con tu pediatra para asegurarte de que estás tomando la mejor decisión para tu familia.

  1. Superficie firme. Asegúrate de que el colchón en el que durmáis sea firme y no se hunda.
  2. Libre de almohadas: La cama de los padres debe estar completamente libre de almohadas, mantas pesadas, peluches y cualquier otro objeto que pudiera causar asfixia. Muchos expertos aconsejan que los padres se mantengan por debajo de las sábanas y que el bebé se coloque por arriba, para que no haya riesgo de cubrir su cabecita durante la noche.
  3. Posición boca arriba. Coloca al bebé siempre a dormir boca arriba, esta es la posición más segura para reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  4. Ubicación del bebé. Coloca a tu bebé al lado de la madre en lugar de entre los padres. Esto reduce el riesgo de que el bebé quede atrapado entre los dos adultos.
  5. Espacio suficiente. Asegúrate de que el bebé tenga suficiente espacio y se pueda mover sin riesgo a caerse de la cama ni a quedar atrapado entre el colchón y la pared. Una cama más grande puede ser útil para proporcionar el espacio necesario y evitar aplastamientos accidentales.
  6. Usa una cuna de colecho. La mejor manera de practicar el colecho seguro es usar una cuna de colecho para que el bebé tenga su propio espacio seguro mientras está cerca de ti.

 

Productos relacionados

AntiplagiocefaliaProducto sanitarioAhorra 15%
Colchón minicuna Care MiniColchón minicuna Care Mini
Colchón minicuna Care Mini Precio de ofertaDesde 99,45€ Precio normal117,00€

Colchón antiplagiocefalia para minicuna con registro sanitario que previene la plagiocefalia y la asfixia del bebé para un sueño seguro y tranquilo.

Ver producto
AntiplagiocefaliaProducto sanitarioAhorra 20%
Colchón minicuna Care Ultimate MiniColchón minicuna Care Ultimate Mini
Colchón minicuna Care Ultimate Mini Precio de ofertaDesde 135,20€ Precio normal169,00€

El colchón de minicuna más transpirable, fresco y seguro para tu bebé. Con registro sanitario para la prevención de la plagiocefalia y la asfixia.

Ver producto

Puede que te interese

Cólicos del lactante y plagiocefalia: ¿tienen relación?
¿Tu bebé hace siestas cortas? Puede ser un short napper
¿El ruido blanco es bueno para el bebé?
Mi bebé tiene plagiocefalia: ¿qué puedo hacer? (Vídeo)