Otros consejos

La habitación ideal para nuestro bebé

La habitación ideal para nuestro bebé

La llegada de un bebé es un momento emocionante y lleno de expectativas para cualquier familia. Preparar su espacio para que pueda descansar de manera segura y confortable es fundamental.

Llega un momento en la vida de nuestro bebé, entre los 6 y 12 meses, que tiene que empezar a acostumbrarse a dormir solo. Un proceso de independencia que tiene que suceder de la manera más natural, evitando trauma alguno. Para preparar y acondicionar la habitación ideal para nuestro bebé tenemos que tener en cuenta tres aspectos fundamentales: decoración, seguridad y descanso.

 

4 tips para una habitación de bebé ideal

 

Decoración y colores suaves

En la decoración de la habitación es muy importante atender la iluminación, el orden y la paleta de colores. La decoración de la habitación del bebé debe ser suave y relajante para promover un ambiente propicio para el descanso. Una paleta de colores amable como tonos pastel o neutros son ideales transmitirá al bebé bienestar y tranquilidad. Evita colores brillantes o estampados llamativos que puedan resultar estimulantes y dificultar el sueño. La psicología cromática es muy importante y conviene alejar a nuestro bebé de las estridencias de los colores vivos en los primeros años de vida.

Incorpora textiles suaves y confortables, como cortinas gruesas para bloquear la luz, una alfombra acogedora para jugar en el suelo y ropa de cama de algodón transpirable.

 

Luminosidad y orden

Una habitación luminosa y libre de juguetes, o al menos guardados y ordenados en cestas y armarios, proyecta una sensación de limpieza que percibe el descanso de nuestro bebé. 

Mantener la habitación del bebé ordenada y organizada no solo contribuye a la seguridad, sino que también puede ayudar a crear un ambiente más relajante. Utiliza cestas o cajas de almacenamiento etiquetadas para guardar juguetes, ropa y otros objetos del bebé.

Asegúrate de que los cables eléctricos estén fuera del alcance y que los muebles estén colocados de manera que no representen un riesgo de vuelco. También es importante mantener los artículos pequeños fuera del alcance del bebé para evitar posibles atragantamientos.

 

Mobiliario seguro y resistente

El mobiliario de descanso tiene que estar específicamente diseñado y elaborado para minimizar el riesgo de accidentes, además de estar fabricado con materiales libres de agentes químicos y tóxicos perjudiciales para la salud de nuestro bebé. Asegúrate de que todas las piezas cumplen con los estándares de seguridad actuales y que no presentan bordes afilados o partes desprendibles que puedan representar un peligro.

Opta por una cuna resistente y segura, con barrotes adecuadamente espaciados para evitar que el bebé se quede atrapado. También es importante elegir un colchón firme, ajustado al tamaño de la cuna y con certificado de calidad es esencial para garantizar la salud del bebé.

 

Seguridad en la cuna

Aunque aquí lo enumeramos en último lugar, la seguridad y el descanso de nuestro bebé es el punto número uno de nuestra vida. Por delante de todo. La seguridad en la cuna es crucial para garantizar un sueño seguro para tu bebé.

Coloca al bebé boca arriba para dormir, en un colchón firme y sin almohadas, mantas sueltas o peluches que puedan aumentar el riesgo de asfixia. Además, retira los protectores de cuna acolchados, ya que pueden representar un peligro de atrapamiento.

En Ecus Kids disponemos del colchón Care; el colchón de cuna con certificado sanitario por la AEMPS para la prevención de la plagiocefalia y la asfixia cuyo topper permite reducir hasta en un 70% la presión ejercida sobre la cabeza del bebé. La habitación ideal de nuestro bebé no solo tiene que ser bonita, sino que, ante todo, tiene que ser segura.

Puede que te interese

Chupete para dormir: sí o no
¿Cuál es el mejor colchón antiplagiocefalia?
¿Qué significa que nuestro colchón de cuna sea un producto sanitario?