Tips sobre colchones

¿Qué significa que nuestro colchón de cuna sea un producto sanitario?

¿Qué significa que nuestro colchón de cuna sea un producto sanitario?

Nuestros colchones de la gama Care® tienen certificado sanitario con número de licencia 8849-PS emitido por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), perteneciente al Ministerio de Sanidad. Pero, ¿qué significa que el colchón de cuna sea un producto sanitario?

 

Definición de producto sanitario

Según el Ministerio de Sanidad, la definición de producto sanitario es la de todo instrumento, dispositivo, equipo, programa informático, implante, reactivo, material u otro artículo destinado por el fabricante a ser utilizado en personas, por separado o en combinación, con alguno de los siguientes fines médicos específicos:

  • Diagnóstico, prevención, seguimiento, predicción, pronóstico, tratamiento o alivio de una enfermedad.
  • Diagnóstico, seguimiento, tratamiento, alivio o compensación de una lesión o de una discapacidad.
  • Investigación, sustitución o modificación de la anatomía o de un proceso o estado fisiológico o patológico.
  • Obtención de información mediante el examen in vitro de muestras procedentes del cuerpo humano, incluyendo donaciones de órganos, sangre y tejidos.

Los productos sanitarios no ejercen su acción principal en el interior o en la superficie del cuerpo humano por mecanismos farmacológicos, inmunológicos ni metabólicos, pero su función puede contribuir a tales mecanismos. Se podría decir que un producto sanitario es aquel se utiliza en el campo de la salud sin ser un medicamento.

 

Colchones Care con certificado sanitario

En el catálogo de Ecus Kids destacan como productos sanitarios los colchones de la gama Care®.

Los colchones de cuna, minicuna y capazo Care® tienen certificado sanitario para la prevención de la plagiocefalia y la muerte súbita del lactante (SMSL). Su topper de espuma en formato de pequeñas burbujas permite reducir hasta un 70% la presión ejercida sobre la cabeza del bebé. Este diseño en la espuma crea también canales de aire en el interior del colchón, lo que lo hace más transpirable y ayuda a prevenir el riesgo de asfixia.

Los colchones de cuna y minicuna Care® Ultimate, además de lo anterior, añaden una menor presión en el cuerpo del bebé y la regulación de la temperatura gracias a la utilización de una espuma más transpirable y un recubrimiento de tejido especial.

Los colchones infantiles Care® Junior también están catalogados como producto sanitario por la AEMPS. En este caso, porque es un colchón indicado para prevenir deformidades músculo-esqueléticas en niños de entre los 2 y los 12 años, favorecer una correcta higiene postural durante el sueño y garantizar un adecuado descanso adaptado al crecimiento de los niños.

La cuña antirreflujo Care® Up ayuda a elevar el tronco del bebé con la inclinación recomendada por pediatras para evitar el reflujo gastroesofágico y las afecciones respiratorias. Al conseguir que el bebé duerma incorporado, se reduce la acumulación de mucosa en las vías altas, evitando la tos y mejorando la respiración. Tanto el reflujo como la bronquiolitis son dos afecciones muy comunes en bebés que la cuña Care® Up ayuda a aliviar para que el descanso del bebé sea saludable y seguro.

Puede que te interese

¿Cuál es el mejor colchón antiplagiocefalia?
La habitación ideal para nuestro bebé