Decoración infantil

La habitación ideal para nuestro bebé

Llega un momento en la vida de nuestro bebé, entre los seis y doce meses, que tiene que empezar a acostumbrarse a dormir solo. Un proceso de independencia que tiene que suceder de la manera más natural, evitando trauma alguno. Para preparar y acondicionar la habitación ideal para nuestro bebé tenemos que tener en cuenta tres aspectos fundamentales: decoración, seguridad y descanso.

En la decoración de la habitación es muy importante atender la iluminación, el orden y la paleta de colores. Una habitación luminosa y libre de juguetes, o al menos guardados y ordenados en cestas y armarios, proyecta una sensación de limpieza que percibe el descanso de nuestro bebé. Una paleta de colores amable transmitirá al bebé bienestar y tranquilidad. La psicología cromática es muy importante y conviene alejar a nuestro bebé de las estridencias de los colores vivos en los primeros años de vida.

Aunque aquí lo enumeramos en segundo y tercer lugar, la seguridad y el descanso de nuestro bebé es el punto número uno de nuestra vida. Por delante de todo. El mobiliario de descanso tiene que estar específicamente diseñado y elaborado para minimizar el riesgo de accidentes, además de estar fabricado con materiales libres de agentes químicos y tóxicos perjudiciales para la salud de nuestro bebé. La cuna debe estar debidamente certificada para garantizar la salud del bebé, así como el colchón. En Ecus Kids disponemos del modelo Care; el colchón de cuna con certificado sanitario para la prevención de la plagiocefalia y la asfixia cuyo topping permite reducir hasta en un 70% la presión ejercida sobre la cabeza del bebé.

La habitación ideal de nuestro bebé no solo tiene que ser bonita, sino que, ante todo, tiene que ser segura.