Bebé

Desconectar de la rutina

Ser papás a tiempo completo es una tarea difícil. Cuidar a esa personita que ha nacido ocupa todo nuestro tiempo y pensamientos. Queremos darle lo mejor, protegerlo, cuidarlo, mimarlo… Y tras todo eso, notamos que no tenemos tiempo para nosotros como antes.

No tenemos porqué sentirnos mal cuando queremos ser “egoístas” y dedicarnos un par de horas a nosotros mismos: Ir al cine, pasear por el mercado, ir al gimnasio… Sea como sea ese momento que te mereces y que te quieres dedicar, ¡Hazlo!

Hoy te proponemos 3 formas de desconectar de tu trabajo a tiempo completo de papá y mamá.

¿Qué tal un spa en casa?

desconectar_rutina_ecus_kids_2

Puede que ahora que hay una personita más en casa tengáis que hacer algunos sacrificios. Aún así, ¿Quién puede resistirse a un spa en casa? Unas velas aromáticas, unas sales de baño, un poquito de música… Aprovecha cuando el bebé esté dormido o si lo saca tu pareja a hacer unos recados. Es tu momento. Cuando termines estarás descansada, llena de energía y preparada para afrontar lo que venga.

Una tarde sin bebé

Sí. Como has oído. Una tarde entera sin bebés. Quedar con esos amigos que hace tiempo que no ves. Ir al cine a ver esa película que hace meses que esperabas. Comprarte ese reloj que llevas tiempo viendo en el escaparate. Andar por la ciudad hasta que te aburras. ¡Hay mil formas de pasar la tarde sin un bebé! Lo que pasa es que no lo recuerdas.

Dedicarte una tarde a tí mismo es una excelente idea. Desconectarás por completo de la rutina de cuidar a un bebé. Y lo mejor, ¡Te volverás a encontrar contigo mismo!

Una noche fuera

desconectar_rutina_ecus_kids_3

Sabemos que esta es la más difícil de todas. Tendrás que contar con alguien que quiera/esté dispuesto a quedarse con el bebé. Y claro, despedirte te costará horrores, hasta puede que te sientas culpable por pasar una noche fuera con otros adultos. No pasa nada. Tienes todo bajo control.

Has dejado a tu bebé con alguien de confianza. Sabes que la distancia no será eterna, en un par de horas volverás, a lo sumo al día siguiente. Tu bebé no pasará hambre, ni frío, ni calor, estará bien cuidado. Así que… ¡Disfruta de tu noche!

 

Puedes probar cualquiera de estas 3 formas… o las 3 a la vez en un mismo día si te sientes valiente. Empiezas con un spa casero, la tarde fuera de casa y terminas cenando en ese restaurante que querías probar hace meses. Y por la noche, todos a dormir a casa y el bebé a su cunita a descansar con su colchón Ecus Kids.

ver-colchones-cuna-ecus-kids

Para traerte este post nos hemos inspirado aquí.

Responder